Actualidad Crónicas

Miserables palabras: “NO PODEMOS MATAR TODA LA ACTIVIDAD ECONÓMICA POR SALVAR LAS VIDAS”

Así de brutales fueron las palabras del Presidente de la Cámara de Comercio de Santiago, Carlos Soublette, quien refleja las verdaderas intenciones de los empresarios de este país, avalados por las medidas neoliberales del gobierno empresarial de Sebastián Piñera.

El contexto de las repudiables fue en la entrevista con el portal de Emol, donde expresó que “no podemos matar toda la actividad económica por salvar las vidas, porque después vamos a estar lamentando que la gente se muera de hambre”. Lo que demuestra, sin sacarlo de contexto, hacia donde están dirigidas las prioridades del gremio de los empresarios, donde las utilidades están por sobre la vida y la dignidad humana.

No solamente es esta miserable frase, hay que sumar está a otra afirmación “la economía trae salud”, dejando en claro el rol subsidiario del Estado Chileno, que ante esta pandemia, debe limitarse a garantizar las ganancias de las empresas, incluso a costa de la vida de los más pobres.

Ya hemos visto cómo empresas del Retail con tremendas utilidades, se han acogido al salvataje del gobierno, perjudicando los salarios, el trabajo y precarizando aún más el campo laboral en Chile.  Estas que en el pasado se vanagloriaban de sus aportes a la Teletón, de sus rankings en las bolsas de valores, de un momento a otro se quedaron sin dinero para pagar los compromisos con sus trabajadores, los verdaderos hacedores de las riquezas en Chile y el Mundo.

Denunciamos las palabras del representante del gremio de los chupasangres de este país, los mismos que llevan prácticas antisindicales, que siempre se niegan en invertir en salud y seguridad laboral, por ser un costo no aceptable para sus utilidades.  La Cámara de Comercio de Santiago es un gremio que en colusión con el gobierno, los partidos de la elite empresarial y sus parlamentarios, buscan constantemente vulnerar los derechos de las y los trabajadores, derechos conquistas con históricas luchas sociales. Sumado a las miserables condiciones de pago que imponen a los proveedores, muchos de ellos PYMES y pequeños productores, que no logran despegar económicamente por la forma de retraso en pagos a 60 y hasta 90 días.

Denunciamos las medidas neoliberales llevadas adelante por Sebastián Piñera y su círculo de rapiña, que han puesto primero a los grandes empresarios en la fila del gasto fiscal, dejando de lado al comercio minorista, las Pymes y pequeños productores, los que verdaderamente dan trabajo en este país.

Piñera y Mañalich  jamás pondrán en el centro la salud y la vida digna de la población, porque con medidas tardías, negligentes y totalmente indignas, el contagio por el coronavirus sigue en aumento y las muertes de los más pobres del país.

Solo luchando avanzamos, a seguir adelante con la unidad, organización y lucha por nuestros derechos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *