Uncategorized

Chile en estado de emergencia

Organizaciones chilenas, latinoamericanas y belgas llaman a la solidaridad con el pueblo chileno. En Chile, la policía en vez de proteger al pueblo hace lo contrario. La represión ha alcanzado un punto culminante. Según diferentes organizaciones de derechos humanos, se cuentan decenas de muertos, más de un centenar de desaparecidos y miles de encarcelamientos y casos de tortura. El Instituto Chileno de Derechos Humanos, organización de derecho público, viene de denunciar la presencia de un centro de tortura en un túnel del metro. Y son incontables los videos donde vemos a los militares atropellar a los transeúntes, golpear a niños, ancianos y mujeres, lanzar bombas lacrimógenas y balas de caucho directamente al cuerpo de los manifestantes. Tiros de balas reales han sido también denunciados. Por su lado la Asociación de profesionales médicos ha denunciado varios casos de estalllido ocular. También recibimos mensajes inquietantes de que los militares ya han ido a buscar las cabezas visibles de los estudiantes, movimientos ecológicos por la paz o la democracia. Desde el sábado 19, no se tiene noticias de personas secuestradas violentamente desde sus hogares. La represión de la época de la dictadura resurgió. Piñera dice que está en guerra. ¿Contra quién? Contra los chilenos desarmados que han estado sufriendo durante décadas las políticas de un sistema neoliberal salvaje donde se privatiza el acceso a la atención médica, la educación y la jubilación. Así como el acceso al agua entre otros. Piñera debería renunciar. La confianza que una parte de la población todavía tenía en él se rompió en pedazos después de tomar decisiones que van en contra de la paz que se supone que él debiera salvaguardar y los derechos humanos que debiera respetar. Pedimos el fin del estado de emergencia y el toque de queda. Se trata de un estado de sitio de hecho, ilegal según los constitucionalistas y contrarios a toda democracia. Los militares deben regresar a sus cuarteles y se debe restablecer el estado de derecho para crear las condiciones necesarias para el establecimiento de un diálogo constructivo favorable a las reivindicaciones del movimiento social. Este despertar de Chile, tiene que ver con un descontento social generalizado y acumulado después de 30 años de neoliberalismo puro y duro. Modelo económico e institucional legitimado en la Constitución heredada de la dictadura y aún vigente en Chile. Por esta razón, apoyamos el reclamo de una nueva Constitución para Chile mediante la celebración de una Asamblea Constituyente. Saludamos los pasos de unidad que han dado las organizaciones sociales y la mesa de «unidad nacional» que reagrupa la mayoría de las organizaciones que durante años manifestaron en vano y que hoy debieran ser escuchadas.

 

 

  • Amigos de Cuba – Arlac – Benjamin Caro, escritor chileno – Centre Culturel Chili – Centre Salvador Allende – Colectivo Asamblea Constituyente Chile en Bélgica – Comabe – Comité Surveillance OTAN – Communauté chilienne de Liège – Cubanismo – Coordinadora Latinoamericana de Solidaridad en Bélgica – Daniela Feijoo, escritora argentina -,Feijoocaro art & culture – Intal – Jean Flinker – Attac Bruxelles 1 – Jorge Magasich – Historien – Karina Francis- Conseiller COSOC pour Europe – Maite Mola-Vicepresidenta Partido de Izquierda Europea – Nathalie Coulon – Antropologue-Partie Communiste Belge – Parti des Travailleurs Belges (PTB) – Red Europea de Asociaciones chilenas por los Derechos Cívicos y Políticos – Ronnie Ramirez – Cinéaste – 2e et 3e Génération des exilés chiliens de Liège. -Parti Socialiste de Lutte – Cento Cultural Salvador Allende Amberes (SAK)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *