Uncategorized

RICARDO PALMA SALAMANCA

¿Qué tanto nos pueden incomodar las declaraciones de nuestro hermano ex-guerrillero? Y si fuese el caso ¿Qué es lo que molesta exactamente?

Aquellos, tal vez sólo vean una sola parte, y no la totalidad de sus vivencias en las filas de la resistencia antifascista en chile.

Para algunos, es casi un deporte de alto rendimiento hablar de lealtades y consecuencias ideológicas, mientras sus cuellos no fueron tocados, ni sus carnes mansilladas.

¿Es que acaso no se pueden quitar las caretas falsas de ese periodo? Habría que llamar a las cosas por su nombre.

Todo hombre tiene derecho a transformarse y a reconstruirse. Ricardo Palma Salamanca no es la excepción. No tiene porqué estar en una constante fuga.

¿O quizás los que son más intrépidos y gallardos, hubiesen escrito la historia de otra manera?

Quizás en aras de la revolución fallida, los puritanos ortodoxos saldrían corriendo para ponerse ellos mismos la mordaza, y no hablar de las debilidades del momento.

Los puritanos de la glásnost Chilena, no sólo se desentendieron del proceso revolucionario, si no que negaron abiertamente la via insurrecciónal de masas, porque ésta, ya no les era funcional para el proyecto democrático burgués que estaban cocinando.

En 1983 fue distinto. Las cabezas de los mártires rodaban con los ojos abiertos buscando que se aplacará tanta muerte por exigir derechos.

Hubieron muchos jóvenes que se incorporaron honestamente a la lucha guerrillera, esos muchachos honestos fueron los corderos sacrificados por los oportunistas del (PCch) que bajaron la guardia y entregaron al movimiento insurgente en bandeja a los reaccionarios que esperaban su turno, para administrar la tan anhelada democracia representativa en Chile.

Hubieron palabras que no se dijeron y hoy se expresan sin tapujos ni consideración.

Que no se quiera luchar desde las trincheras del revisionismo de la glásnost chilena, es admirable.

Que él quiera disfrutar del aire parisino, y olvidarse del smog santiagino, con sus ya conocidas intoxicaciones políticas es una de las menores cosas a las que él puede aspirar.

(Benjamín Caro Morales)

One comment

  1. El hombre y sus circunstancias. MUCHOS LUCHAMOS para recuperar la democracia en Chile, desde cualquier angulo desde cualquier trinchera y no necesariamente eramos comunistas y los que lo fueron, sus razones tendrian, ya sea ideologica, filosofiaca o de rebeldia, pero a la luz de los acontecimientos humanos, sociales, politicos, religiosos, cada uno tiene el derecho de reivindicar su propia existencia, NO TODO EL PUEBLO COMULGA CON LAS IDEAS MARXISTAS COMUNISTAS y no por ello debe ser criticado/a o vilipendiado como o estan haciendo algunos sectores de la mal llamada “Izquierda”, no señor!, aqui habemos luchadores en diferentes “trincheras” para en aras de ganar una mejor calidad de vida para los trabajadores y trabajadoras o sea el PUEBLO. Hay que saber contectualizar los hechos, lo que no se puede permitir, que “algunos”, nieguen los atropellos a los derechos humanos en dictadura , los muertos, desaparecidos, torturados/as, exiliados/as con lo cual, tampoco significa que los chilenos sigamos cortandonos las venas por los errores cometidos a “capricho” ideologico , mientras unos pocos, se esten llenando los bolsillos a costa de nuestros muertos, esos son los miserables de corazon y “ellos”, no tienen autoridad moral para criticar lo que concluyo RICARDO PALMA SALAMANCA o sea; …””la cultura comunista me tiene harto: es ideológicamente intolerante y autoritaria.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *