Actualidad Uncategorized

SÍNTESIS DEL AÑO 2018

El año 2018 termina con guerras imperialistas en curso y países en caos, una Venezuela sumergida en una crisis económica provocada por el imperialismo y una América latina en que avanza la reacción. Una crisis económica se avecina, que podrá desatarse en medio de los países imperialistas, y que  amenaza con aumentar las hambrunas en el mundo y la pobreza en los centros del capitalismo imperialista. Un solo banco que caiga en insolvencia, en tiempos en el que el dinero se halla totalmente devaluado, y puede desatarse un efecto dominó sin fin…

El año 2018 termina con una desaceleración del avance de la OTAN, una muy buena noticia, pero con un aumento del gasto militar de sus países imperialistas, una muy mala noticia. En 2019 aumentará también Alemania su gasto militar. Con ello gastarán todos los países de la OTAN en conjunto, unas 15 veces más en ejercito y armamento que Rusia. Rusia, en un gran gesto y señal internacional redujo su propio gasto militar. Y aún así, los medios imperialistas hablan de forma cada vez más abierta de una posible guerra mundial a partir, aproximadamente, del año 2031. 12 años en el futuro…

¡12 años y nada más!

La violencia contra mujeres y niños, se ha agudizado nuevamente: más violaciones contra mujeres en prácticamente todos los países del occidente, más violaciones contra niñas y niños, más madres solteras y una ampliación de la prostitución, especialmente la femenina, son las principales características de este nuevo ataque contra las mujeres y los niños.

Y el tráfico de seres humanos (hombres y mujeres) está dejando de ser un resabio del pasado esclavista transformándose en un negocio masivo y lucrativo, especialmente en el norte de África.

El racismo oculto en fobia religiosa y otras formas, ha vuelto ser normalidad, como producto de los flujos migratorios de millones de seres humanos.

2018 se caracteriza por una cosa: el imperialismo se está haciendo más agresivo y con él todas las otras formas de opresión, como por ejemplo: el racismo, el machismo, el abuso infantil, maltrato de los animales y de la naturaleza. Hemos dado un paso más hacia una tercera guerra mundial de carácter nuclear. El infinito afán por ganancia, el centro de todo lo descrito hasta acá, está consumiendo el presente y legará a las futuras generaciones un desierto.

Pero 2018 también trajo primeras señales reales de victorias contra el imperialismo:

La más notable de todas es la de Siria. Una victoria a gran escala se avecina en ese país. La victoria de Siria contra la OTAN no fue obra de Siria, solamente. Todos los países que de alguna manera resisten al imperialismo se unieron en Siria, desde Rusia hasta la RPDC. Entonces, ¿cómo vencer al imperialismo? Uniendo fuerzas. Como PC(AP) hemos apoyado a Siria y a su presidente desde el principio. Hoy podemos decir: ¡pronto podemos celebrar en grande la primera victoria contra el imperialismo, luego de 1989!

China está dando señales interesantes, que los comunistas debemos observar con atención, sin ilusiones, pero sí con un moderado optimismo. El presidente Xi Jinping representa el ala ortodoxa del PC-Chino. Su política lo refrenda en parte. Para nombrar los puntos más relevantes: más de un millón y medio de corruptos han sido colocados tras rejas. La economía China está sufriendo ciertos dejos de reorientación socialista y, lo más interesante: este presidente, como ninguno de sus antecesores, está orientado en colocar a Hong Kong bajo el control del Estado central de China. ¿Lo logrará? Si lo lograra sería muy positivo. China nos muestra lo dialéctico que es el movimiento de la historia humana. Hace poco no se hubiera apostado por una recuperación del área socialista en ese país, sino todo lo contrario, una constante reducción del mismo. Hoy observamos algunas señales alentadoras.

Venezuela ha lanzado un programa de retorno al país, lo que es señal de fortaleza.

En Europa se observa una agudización de la lucha de clases. El fin de año ha sido marcado por las chaquetas amarillas en Francia. Si bien este movimiento no promete un cambio social, por su carácter pequeño burgués, es una buena señal observar un ascenso de la lucha de clases en medio de uno de los países ejes del imperialismo, un país con 300 bombas nucleares y tercero en la lista de las potencias nucleares. Lamentablemente, las centrales sindicales se han restado del movimiento, e incluso lo han intentado fraccionar, demostrando así su carácter oportunista.

Y no podemos dejar de lado una noble anécdota del reino animal: Un Orangután enfrentó a máquinas excavadoras que amenazaban su hábitat. Esta anécdota parece fuera de lugar en un recuento de un año, pero no lo es. No es un hecho aislado que animales enfrenten a máquinas que destruyen sus hábitats. La depredación capitalista está amenazando cada vez de forma más directa al reino animal.

No cabe dudas, 2018 se caracteriza también ¡por un manifiesto ascenso de la lucha de clases y su agudización!

Si tu conciencia de clase arde, si eres ecologista, si eres feminista, si estás por la paz mundial, te invitamos a engrosar las filas de nuestro partido, el Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria):

– Porque solamente un genuino partido comunista puede guiar a nuestra clase a su propia emancipación,

– Porque solamente una mujer que lucha es una mujer verdaderamente libre,

– Porque solamente derrotando al capital podemos asegurar una paz duradera para todas las futuras generaciones,

– Porque:

En 2018 ¡los comunistas hemos dicho que no!

No queremos imperialismo. Abajo el imperialismo.

No queremos una tercera guerra mundial.

No queremos legar una tierra depredada a las futuras generaciones.

No queremos esclavitud asalariada ni esclavitud clásica.

No queremos un mundo en que animales luchen y nosotros los humanos seamos derrotados por nuestra propia mano.

En 2018 ¡los comunistas hemos dicho que sí!

Queremos la emancipación de la clase trabajadora en toda la tierra.

Para derrotar al imperialismo, queremos nuevas naciones socialistas, en Chile y en todas partes.

Queremos paz mundial.

Queremos mujeres libres

Queremos niños felices.

Queremos un ecosistema vivo y floreciente.

Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria)

Representación en Alemania

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *