Actualidad

¡LOS PATRIOTAS QUE DIJERON NO!

El clarinete suena marcial a la hora indicada. Los movimientos de tropas van juntándose inducidos por la disciplina militar.

Los grumetes, infantes, sargentos, oficiales y toda la rama militar se cuadran ante la idea de soberanía.

Lentamente la bandera va subiendo por el asta con bravura, derechito al cielo a purificarse cerquita de dios, y de esta manera consagrar sus emblemáticos tres colores y su estrella, a la protección de todos sus hijos.

¡A los más honestos!
A los que consagran su integridad, para cuidar ¡Nuestro mar! ¡Nuestro Cielo! ¡Nuestra amada y larga geografía!

Honor y gloria a los valientes soldados que ¡Dijeron No! ¡No al saqueo y al entreguismo para regalárselo a los yanquis!

Los patriotas; Sergio Poblete, Carlos Altamirano, Alberto Bachelet, Carlos García y tantos otros, estaban entregados con ahínco y amor a su deber, y una de sus máximas era ser fiel a su juramento de defender la patria, ante toda intervención extranjera que osara mermar la soberanía y su independencia.

Los golpistas Pinochet, Gustavo Leigh, José Toribio merino y César Mendoza, no perdonaron el no alineamiento de cientos de soldados que no quisieron transformarse en lobos de su propio pueblo.

Hoy Carlos García vive fuera de Chile, pero sus colores patrios los lleva sellados con amor y comprensión. El junto a sus camaradas de armas saben que la patria fue capturada por los malvados gringos y sus apéndices criollos.

¡Pobre patria querida!
¡Estas mercantilizada hasta no poder más!

Tus hijos se movilizan en las calles por más derecho y educación, y en los cuarteles militares son mirados como posibles enemigos internos.

Pero tu suerte cambiara los trabajadores y pueblos de Chile coronaran su triunfo expulsando a los que no quisieron cumplir con su mandato y prefirieron recibir en dólares la compensación de ser traidores.

Honor y gloria a los valientes soldados que ¡Dijeron No! ¡No al saqueo y al entreguismo para regalárselo a los yanquis!

(Benjamin caro morales)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *