Noticias Internacionales

Alianza Comunista arraza en NEPAL

“En las últimas elecciones generales de NEPAL, la alianza entre los dos partidos comunistas existentes en dicho país ha logrado aplastar a sus rivales en la últimas elecciones, con lo cual el proximo gobierno nepalí será Comunista”.

EL MUNDO

Los nepalíes llevan años anhelando dos cosas que nunca llegan: prosperidad económica y estabilidad política. Para conseguir lo primero hace falta desarrollo. Para lo segundo, un gobierno que por lo menos dure algo más que un monzón. Ahora, en las primeras elecciones generales desde la nueva Constitución, los habitantes del país del Himalaya han puesto sus esperanzas en una alianza de partidos comunistas que tiene el reto de levantar a Nepal de la crisis en la que está sumergido.

El Partido Comunista Unificado (CPN-UML, marxista leninista) y el Partido Comunista (CPN-maoísta) han ganado ya más de 100 escaños de los 165 que se eligen de forma directa en el Parlamento nepalí, según informó la Comisión Electoral. El resto se escaños se elige mediante una representación proporcional.

Aunque los resultados finales se esperan para los próximos días, la victoria ya se considera aplastante porque el Partido del Congreso, que gobierna en la actualidad, apenas llega a la veintena de escaños. La alianza también gana en seis de las siete asambleas provinciales que se eligen en estos comicios.

Los marxistas, liderados por K.P Sharma Oli, y los antiguos rebeldes maoístas, encabezados por Pushpa Kamal Dahal (conocido como Prachanda), llegaron al acuerdo de acudir a las urnas juntos, sin presentarse en las circunscripciones en las que el otro lo hiciera.

Se espera que Sharma Oli sea nombrado primer ministro cuando se forme el nuevo Ejecutivo en el que Kamal Dahal jugará seguramente un papel destacado. Ambos han sido primeros ministros en anteriores etapas. Las promesas siguen siendo las mismas que entonces: “Llevaremos al país hacia la paz y la estabilidad y avanzaremos en el camino de la prosperidad”, afirmó Sharma Oli el domingo, antes incluso de confirmar la victoria del bloque comunista. Tras conocer los resultados que le aseguran una amplia mayoría en el Parlamento, reconoció que su coalición debe aprender de los errores del pasado, sin caer en la “arrogancia” que suelen tener a menudo los partidos vencedores.

“Una gran responsabilidad”

“El país ha tenido suficiente inestabilidad política y caos, no puede afrontar más. Dado que la gente ha confiado a la alianza de izquierdas una gran responsabilidad, un mandato, no estamos en posición de desperdiciar esta oportunidad”, afirmó su aliado Kamal Dahal.

Los principales periódicos nepalíes, como ‘The Himalayan Times’, han depositado también sus esperanzas en el bloque comunista de cara a lograr la ansiada estabilidad política, si bien remarcan la necesidad de una oposición constructiva. Esta vez sí que sí, parece decir un país que no levanta cabeza, un país que confía en que a la énesima va la vencida.

Con este primer parlamento regido por la Constitución se abre una nueva etapa en Nepal. En 2006 finalizó una terrible guerra civil entre el Estado y la guerrilla maoísta y dos años después caería la histórica monarquía hindú que llevaba dos siglos en el trono, pero desde entonces el país ha estado inmerso en una cadena interminable de crisis políticas.

Hicieron falta siete años para conseguir un consenso entre los partidos para que pudiese salir adelante la Constitución. La Carta Magna vio la luz en septiembre de 2015 y Nepal pasó a ser una república secular. Pero la aprobación del texto constitucional desencadenó una ola de protestas en el sur y el país acabó paralizado durante cinco meses por un bloqueo en la frontera con India, un mazazo económico que llegaba poco después de otro golpe: el de los dos terremotos en los que murieron 9.000 personas”.

fuente: http://www.elmundo.es/internacional/2017/12/12/5a3023c546163fd6118b4570.html

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *