Crónicas

Industrialización: El Pilar Patriótico de la Independencia

Por Daniel Arturo Muñoz.

 

Chile es un país muy rico en recursos naturales: cobre, litio, molibdeno, carbón, uranio, tierras cultivables, agua, recursos pesqueros e inclusive petróleo y gas, los cuales son fundamentales para la producción de toda la tecnología y productos tan necesarios para la vida civilizada. Sin embargo, nuestro país sufre un asalto a mano armada perpetrado por grandes potencias extranjeras: Estados Unidos, Canadá, Noruega, España, Italia, Japón, Corea del sur, etc. Dichas potencias procesan los recursos robados a Chile en centros industriales como China, India o el Sudeste Asiático, donde tienen colocadas sus fábricas y luego venden las materias procesadas y convertidas en productos manufacturados… ¡A nosotros mismos! La pregunta que se desprende de aquella situación es bastante obvia: ¿Por qué no procesamos nuestros propios recursos naturales industrialmente? De hacerse así, podríamos tener todo tipo de productos manufacturados a bajo costo y gozando de la producción nacional. Algunos dirán que no tenemos la tecnología para hacer eso, pero eso es algo que se puede resolver fácilmente importando maquinaria en primera instancia, aprendiendo a construir y operar dichas máquinas en el proceso y de ese modo dejar de depender de las importaciones de países lejanos como Japón o China. Algunos dirían que la producción nacional sería demasiado costosa, algo que se puede resolver mediante el mismo proceso de industrialización y mecanización, el cual incrementa dramáticamente la relación entre el trabajo y la producción, por lo cual sería posible proporcionar millones de empleos bien remunerados con menores horas de trabajo y un sueldo suficiente para sustentar a las millones de familias que hoy en día sufren intentando llegar a fin de mes.

La producción industrial no debe verse exclusivamente en términos monetarios, sino que en términos de la producción industrial misma: ¿Qué pasaría si el día de mañana China impone un embargo comercial contra Chile? En un par de meses no tendríamos siquiera ropa interior, y ni hablar de automóviles, teléfonos móviles, computadores y otros productos de alta tecnología. La industria nacional debe ser planificada con el objetivo de poder suplir el máximo de necesidades internas. Así sería imprescindible producir en masa nuestros propios fertilizantes industriales para poder subsistir en caso de una crisis alimentaria global, sería imprescindible producir nuestra propia maquinaria de construcción para poder entregar viviendas dignas a los millones de personas que viven hacinadas en casas que se caen a pedazos, sería imprescindible producir los generadores eléctricos que mantienen funcionando nuestros aparatos eléctricos y podríamos producir nuestros propios aparatos. La ciencia y la tecnología han avanzado a tal grado que es posible producir todo lo que necesitamos trabajando mucho menos que hoy. Más importante aún, la ciencia y la tecnología aplicadas a la industria son las únicas garantías concretas que nuestro país puede utilizar para mantener su independencia política y con ello, proporcionar soberanamente un nivel de vida digno a su población.

No obstante, los políticos neoliberales y sus amos imperialistas no quieren dicha independencia y soberanía, pues para ellos nuestros recursos no son más que una oportunidad para llenarse sus bolsillos y obtener ganancias escandalosas a costa de nuestra nación, dejando migajas tras de sí. El problema radica en que esos recursos algún día se terminarán, y si no construimos invertimos en la infraestructura necesaria, si no construimos los hospitales, las escuelas, las vías férreas, las carreteras, las plantas de energía y no le entregamos a nuestra población las herramientas necesarias para superar una situación de tal magnitud, el hecho es que terminaremos de la misma forma que ha terminado la hermana nación de Haití, convertidos en un descampado estéril y hostil para el desarrollo de la vida civilizada, sumergiéndonos en generaciones y generaciones de masacres y violencia autosustentable. Por estas razones, en Unión Patriótica pensamos que a la industrialización nacional no es otra cosa que el pilar fundamental de la patria.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *